Las APP como una posibilidad

Ante los problemas de estrés hídrico que sufre el planeta, el incremento de población en las ciudades y las situaciones extremas desencadenados por causa del cambio climático, la única solución es la cooperación.
Las modalidades son las que pueden variar. Esto, como sabemos los que estamos involucrados con el sector del agua, depende mucho de las regiones, la problemática específica y los antecedentes.

Si bien en algunos lugares la administración pública (estatal o municipal) les ha dado resultados, en otros la gestión por comunidades o con apoyos de instituciones privadas han tenido éxito. Un ejemplo de estas últimas es el Dreampipe Challenge en el Reino Unido.

Las APP deberían considerarse como una posibilidad cuando se requieren recursos adicionales para incorporar tecnologías modernas, mejorar los procesos de capacitación y seguridad del personal o una continuidad en la ejecución de planes en el largo plazo, por ejemplo. También son útiles para resolver temas de agua no facturada, donde regularmente, la inversión involucra a las áreas comerciales y renovación o mejora de las infraestructuras. Y, para promover una práctica exitosa, es indispensable establecer compromisos claros sobre la evaluación de desempeño, contraprestaciones y sanciones para todas las partes involucradas.

Fuentes: Banco Mundial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *