Editorial Agua, Hoy y Mañana – Abril 2017

Hubo una época de usar y tirar. De desechar lo que ya se había ocupado sin preocuparse más a dónde iba.
Sin embargo, aquellos residuos no desaparecieron por arte de magia. Se volvieron islas de plástico que ahora flotan en el mar. Se volvieron aguas contaminadas que no pueden usarse para riego, se volvieron tiraderos que emiten gases tóxicos.

Ahora, la tarea que tenemos es limpiar nuestras ciudades y territorios de todos estos residuos. Recuperar los recursos que no son renovables. Y, además, aprender a aprovechar las materias primas.

La tecnología con la que contamos nos permite hacerlo. Desarrollar productos y procedimientos que nos ayudan a obtener aguas cristalinas, fertilizantes y energía de las aguas residuales. También, limpiar los océanos y frenar su contaminación.

La economía circular encaja perfectamente en esta nueva dinámica. El obtener valor de lo que otros desechan, para convertirlo en materia prima, era algo impensable hace años.

Hielo granizado para limpiar las tuberías

¿Sabías que el hielo tiene propiedades abrasivas naturales? SUEZ aprovechó esto para desarrollar una tecnología que permite remover sedimentos y cuerpos extraños en las tuberías, especialmente sales cristalizadas, sólidos disueltos, legionella (bacterias Gram negativas agrupadas, con forma de bacilo) y biofilm (población de microbios asociada a una superficie). Esta tecnología se conoce como Ice Pigging. Y fue aún más allá, con la creación del AQL500, una máquina especialmente diseñada para las fábricas, que puede usarse para limpiar las tuberías y mejorar la recuperación del producto en las líneas de proceso, incluso en aquellas que suelen ser consideradas como no “rascables”. ¿Cómo se hace? Se introduce el hielo en la tubería, usando una mezcla de agua potable y un aditivo que funciona como depresor del punto de congelación. Se forma un tapón y este arrastra los sedimentos y depósitos. La máquina funciona de forma continua y es capaz de suministrar hielo cuando se requiera, para eliminar los restos de productos líquidos y alimenticios. ¿Qué ventajas resaltan? La rapidez y la economía del procedimiento. El Ice Pigging puede recuperar un 90% del producto, comparado con el uso tradicional de agua, que alcanza un 40%. Además, es un proceso eficiente y respetuoso con el medio ambiente. Puedes ver su funcionamiento aquí: https://youtu.be/83ViZaXFhFk https://www.youtube.com/watch?v=s1ne2ECkzfw

Innovaciones en la desalinización

Convertir el agua de mar en potable es un concepto sumamente antiguo, que tomó relevancia en la década de los años 50. Durante los años 60, surgieron diferentes métodos para retirar la sal del agua de mar y volverla dulce (pasar de las 35,000 ppm de sal en el agua de mar a menos de 1,000 ppm en el agua dulce), de los cuales, la ósmosis inversa ha sido el más utilizado.

En México y el mundo, se llevan a cabo investigaciones para mejorar este procedimiento. Por ejemplo, en la Universidad Autónoma de Yucatán, el Profesor – investigador Jorge Antonio Lechuga Andrade, desarrolló un filtro tipo centrífugo, que tiene membranas en forma de hélice, con lo que se reducen costos energéticos y económicos. Esta variación está en la fase de desarrollo de prototipo a baja escala.

Por otra parte, un grupo de investigadores de la Universidad de Manchester ha desarrollado unas membranas de óxido de grafeno que, al entrar en contacto con el agua, logran adaptarse a las sales minerales más pequeñas para tamizarlas, lo que lo muestra el potencial de este material para efectos de desalinización.

Fuentes:
http://noticiasdelaciencia.com/not/6555/patentan-un-proceso-para-potabilizar-el-agua-de-mar-a-menor-costo/
http://es.gizmodo.com/el-ultimo-milagro-del-grafeno-convertir-el-agua-de-mar-1793967396
https://www.youtube.com/watch?v=d0jdlhNCgc4

Recolección fluvial de residuos urbanos

El diciembre del año pasado, se lanzó River’Tri, un esfuerzo conjunto de SUEZ, Grand Lyon, Voies navigables de France y la Compañía Nacional de Rhône, el primer centro de reciclaje fluvial del centro de la ciudad en Francia.

La solución surge debido a que, para muchos ciudadanos sin automóvil, es difícil llegar a un lugar apropiado para dejar sus residuos, especialmente cuando son de gran tamaño, como los muebles viejos.

El proceso de funcionamiento es el siguiente: una barca ancla 1 día por semana en las orillas del río Saona, ofreciendo todos los servicios de un centro de reciclaje a los ciudadanos del corazón de Lyon. Por la noche, regresa al Puerto Edouard Herriot. Es un dispositivo sin contaminación visual, sonora u olfativa para los habitantes.

Puedes ver algunas imágenes aquí: http://www.insign.fr/works/rivertri-campagne-marketing

Dato curioso: ¿Sabías qué desde 2007, en Francia, varias regiones están probando la transportación de los residuos por vía fluvial?

Renovación del Contrato con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México

El Gobierno de la Ciudad de México a través de la Secretaría del Medio Ambiente y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), prorrogó por 5 años el contrato con las empresas Tecnología y Servicios de Agua (TECSA) e Industrias del Agua de la Ciudad de México (IACMEX) a cargo de la gestión comercial y obras de infraestructura hidráulica en 8 delegaciones. La nueva prórroga tendrá vigencia hasta mayo del 2021 y contempla acciones enfocadas a la calidad del servicio y a la eficiencia.
Con más de 20 años al servicio de los habitantes de la Ciudad de México, TECSA e IACMEX continuarán construyendo historias de éxito al servicio de los habitantes de la Ciudad de México para asegurar una gestión eficiente.

Bajo una misma marca: SUEZ

La revolución de los recursos que enfrentamos a nivel mundial, donde el foco es nuestra relación con el mundo y el modo de hacerla sostenible, provoca cambios en todos los ámbitos. Jean- Louis Chaussade, el CEO del Grupo SUEZ, uno de los accionistas de ASIM, está convencido de que esta transformación sólo puede llevarse a cabo tomando acción juntos.

Por ello, SUEZ tomó la decisión de agrupar todas sus marcas bajo un mismo nombre. Esto implica una integración y consistencia en todas las áreas del negocio que maneja la compañía a nivel mundial. En México, esto involucra las actividades de las empresas que eran reconocidas como Degrémont, Agbar, Aqualogy y ASIM.
Tomar acción juntos, nos hace más fuertes, más eficientes y más visibles. “Creo que la unidad apoyará nuestro valor”, declaró.

Conoce a Jordi Valls, Director General de SUEZ México

Jordi Valls enfrenta el desafío de desarrollar el conjunto de las actividades de SUEZ e integrar las diferentes empresas del grupo presentes en el país, entre las cuales se encuentra ASIM. Con esto, sustituye al Sr. Jacques Létondot, que se desempeñó como Director General de ASIM por casi 9 años.

Anteriormente, Jordi Valls se desempeñó como Director General de Aguas Andinas en Chile y como Country Manager en Gran Bretaña para Agbar.

Editorial Agua, Hoy y Mañana – Junio 2016

En el año 2000, la ONU estableció 8 metas muy ambiciosas, conocidas como los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El fin era luchar contra la pobreza. El año donde se medirían los resultados sería el 2015.
La fecha fijada llegó y, si bien se consiguieron mejoras como el aumento de los niños que acuden a la escuela primaria, la disminución de la pobreza a nivel mundial, millones vidas salvadas gracias a inversiones para combatir la malaria, el SIDA y la tuberculosis, con el aumento de la población y el efecto del cambio climático surgieron nuevos retos.

Con ello, surgió la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con 17 objetivos que buscan mejorar las condiciones de vida a nivel mundial, preservando los recursos del planeta. Si bien podríamos pensar que en el caso de nuestra industria habría que enfocarse en el objetivo 6, “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos”, podemos ver claramente que existe una interrelación entre todos.

Sin infraestructura adecuada, es difícil garantizar agua y saneamiento para todos. Sin el recurso hídrico, que puede provenir de los océanos y cuya disponibilidad varía dependiendo de las regiones y los efectos del cambio climático en ellas, no tendríamos qué entregar a los ciudadanos. Si la producción y el consumo no se vuelven sostenibles, se desperdiciará agua y energía y el desequilibrio impedirá la seguridad alimentaria para todos.
En esta edición, les compartimos acciones que muestran la interrelación positiva y que son pequeños pasos para el logro de las metas.

Las APP como una posibilidad

Ante los problemas de estrés hídrico que sufre el planeta, el incremento de población en las ciudades y las situaciones extremas desencadenados por causa del cambio climático, la única solución es la cooperación.
Las modalidades son las que pueden variar. Esto, como sabemos los que estamos involucrados con el sector del agua, depende mucho de las regiones, la problemática específica y los antecedentes.

Si bien en algunos lugares la administración pública (estatal o municipal) les ha dado resultados, en otros la gestión por comunidades o con apoyos de instituciones privadas han tenido éxito. Un ejemplo de estas últimas es el Dreampipe Challenge en el Reino Unido.

Las APP deberían considerarse como una posibilidad cuando se requieren recursos adicionales para incorporar tecnologías modernas, mejorar los procesos de capacitación y seguridad del personal o una continuidad en la ejecución de planes en el largo plazo, por ejemplo. También son útiles para resolver temas de agua no facturada, donde regularmente, la inversión involucra a las áreas comerciales y renovación o mejora de las infraestructuras. Y, para promover una práctica exitosa, es indispensable establecer compromisos claros sobre la evaluación de desempeño, contraprestaciones y sanciones para todas las partes involucradas.

Fuentes: Banco Mundial