Editorial Agua, Hoy y Mañana – Junio 2016

En el año 2000, la ONU estableció 8 metas muy ambiciosas, conocidas como los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El fin era luchar contra la pobreza. El año donde se medirían los resultados sería el 2015.
La fecha fijada llegó y, si bien se consiguieron mejoras como el aumento de los niños que acuden a la escuela primaria, la disminución de la pobreza a nivel mundial, millones vidas salvadas gracias a inversiones para combatir la malaria, el SIDA y la tuberculosis, con el aumento de la población y el efecto del cambio climático surgieron nuevos retos.

Con ello, surgió la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con 17 objetivos que buscan mejorar las condiciones de vida a nivel mundial, preservando los recursos del planeta. Si bien podríamos pensar que en el caso de nuestra industria habría que enfocarse en el objetivo 6, “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos”, podemos ver claramente que existe una interrelación entre todos.

Sin infraestructura adecuada, es difícil garantizar agua y saneamiento para todos. Sin el recurso hídrico, que puede provenir de los océanos y cuya disponibilidad varía dependiendo de las regiones y los efectos del cambio climático en ellas, no tendríamos qué entregar a los ciudadanos. Si la producción y el consumo no se vuelven sostenibles, se desperdiciará agua y energía y el desequilibrio impedirá la seguridad alimentaria para todos.
En esta edición, les compartimos acciones que muestran la interrelación positiva y que son pequeños pasos para el logro de las metas.

Las APP como una posibilidad

Ante los problemas de estrés hídrico que sufre el planeta, el incremento de población en las ciudades y las situaciones extremas desencadenados por causa del cambio climático, la única solución es la cooperación.
Las modalidades son las que pueden variar. Esto, como sabemos los que estamos involucrados con el sector del agua, depende mucho de las regiones, la problemática específica y los antecedentes.

Si bien en algunos lugares la administración pública (estatal o municipal) les ha dado resultados, en otros la gestión por comunidades o con apoyos de instituciones privadas han tenido éxito. Un ejemplo de estas últimas es el Dreampipe Challenge en el Reino Unido.

Las APP deberían considerarse como una posibilidad cuando se requieren recursos adicionales para incorporar tecnologías modernas, mejorar los procesos de capacitación y seguridad del personal o una continuidad en la ejecución de planes en el largo plazo, por ejemplo. También son útiles para resolver temas de agua no facturada, donde regularmente, la inversión involucra a las áreas comerciales y renovación o mejora de las infraestructuras. Y, para promover una práctica exitosa, es indispensable establecer compromisos claros sobre la evaluación de desempeño, contraprestaciones y sanciones para todas las partes involucradas.

Fuentes: Banco Mundial

Las tecnologías Idroloc y Microblue brillan en Polonia y Suiza

La tecnología Idroloc, que detecta las fugas con helio, resultó finalista como mejor solución en la Feria WOD-KAN, una de las ferias más importantes en Europa y la más importante en Polonia, donde se celebró en la ciudad de Bydgoszcz del 10 al 12 de mayo.

Idroloc ofrece una nueva solución utilizando oligogases como helio o hidrógeno para localizar fugas en cualquier tipo de tubería de agua. El gas es inyectado en la red y la presencia del oligogas es monitoreada desde la superficie. La presencia del gas indica la localización de la tubería dañada. Es completamente seguro, no tiene impacto en la operación de la red y no involucra ninguna interrupción del servicio, lo que acompaña los objetivos de desempeño de la red de agua.

Por otra parte, la ciudad de Lausanne, en Suiza, eligió a SUEZ y Techfina para modernizar la planta de tratamiento de aguas residuales de Vidy. Esta planta está situada junto al lago de Ginebra y tiene una capacidad de tratamiento equivalente a 400 mil habitantes. Esta acción busca proteger las aguas del lago de Ginebra.
En esta planta, se utilizará la tecnología MicroBlue, que eliminará más del 80% de los micro-contaminantes y al mismo tiempo, transformará los lodos en energía. Esta tecnología combina la oxidación con ozono (que descompone las moléculas por medios químicos) y la adsorción con carbón activado en polvo, que atrapa el material gracias a un fenómeno físico-químico.

Fuentes: Aguas Residuales.info, SUEZ y Agefi.com

https://www.youtube.com/watch?v=dhWsdC8p_04

SUEZ transforma las aguas residuales en biocombustible líquido

En la planta de tratamiento de Valenton, SUEZ y la SIAAP (Unión Interdepartamental para el Saneamiento de la Zona de París) presentaron el demostrador BioGNVal. Un proyecto que “permite el almacenamiento del biometano en forma licuada producido en el sitio”, y también permite obtener un biocombustible líquido, explica Pierre Coursan, a cargo del mercado de biometano en el departamento de desarrollo de SUEZ.

El proceso se lleva a cabo en dos etapas: un proceso criogénico, desarrollado por la Start Up Cryopur, donde se purifica el biogás mediante la separación del metano del dióxido de carbono. El biometano obtenido se transforma entonces en biocombustible líquido, que tiene la ventaja de apenas emitir gases de efecto invernadero y no hay partículas finas.

Este ‘BioGNL’ (Gas Natural Licuado orgánico), se puede utilizar como combustible para camiones o autobuses, emitiendo dos veces menos ruido que sus contrapartes en que utilizan diesel. Valenton puede producir una tonelada de BioGNL por día, o dos camiones llenos y 1.5 lts. de bioCO2 diarios.

Esta innovación proporciona salida a una cuarta parte del biogás que no se utiliza para la energía y calor del sitio y que de otro modo debería quemarse. SUEZ también está haciendo campaña para el establecimiento de un marco normativo adecuado. El proyecto también está produciendo dióxido de carbono junto con el biometano. Este “CO2 orgánico” también puede ser recuperado como materia prima para la industria o como refrigerante. “Todo lo que gira en torno a que el metano es una clave para nuestro crecimiento futuro, especialmente en los países desarrollados”, afirmó Jean-Louis Chaussade en su discurso en el sitio. El grupo quiere aumentar su producción de biogás a partir de 30 a 50% en 5 años.

Fuentes: AFP, ConstructionCayola.com, Environnement-Magazine.fr, Le Parisien Val-de-Marne
https://youtu.be/N97a8gzM-6Q

Alianza con Renault

Suez y Renault, tienen un acuerdo empresarial desde hace más de 20 años. Recientemente, este acuerdo permitió alcanzar la meta de “vertido cero” al reciclar 25 mil toneladas de metal procedentes de sobrantes de carrocería en la planta de Cléon.

Las centrifugadoras separan los metales de los aceites y otros líquidos usados en la manufactura, dice Thierry Dormois, director de la actividad automotriz para SUEZ. Estas operaciones, permiten la recuperación de los aceites que se reintegran directamente a los circuitos de producción. Cerca de 240 m3 de aceite son recuperados, lo que representa una ganancia de cerca de 500 mil euros al año. Además, las virutas de metal también tienen una segunda vida, ya que se venden a fábricas de acero y fundiciones.

Otra innovación consiste en el secador de lodos de la unidad de tratamiento de aguas residuales de la planta. Este permite una reducción significativa en los residuos y, sobre todo, produce un material altamente calorífico que es un combustible codiciado por las plantas de cemento.

La clasificación de residuos convencional también está administrada por SUEZ. Cientos de contenedores permiten la clasificación de los residuos tan cerca de las líneas de producción como sea posible. Estas acciones dan solución a temas medioambientales y económicos.

Fuentes: DiarioPalentino.es, Havre Libre y Ouest France